Mis primeras botas

Mis primeras botas

En una radiante tarde, Janelle esperaba con gran emoción la hora de llegada del vuelo de su papa para ir a buscarlo junto con su mamá, que regresaba a la ciudad luego de un largo viaje.

Entonces cuando se estaba acercando la hora de llegada del vuelo salieron camino al aeropuerto.

Ambas estaban muy contentas por reencontrarse con el nuevamente después de varias semanas.

Al llegar al aeropuerto esperaron durante un rato hasta que llegara el vuelo.

Cuando llego, en el momento que lo vieron, corrieron a abrazarlo muy emocionadas por su regreso.

Y entonces después de eso fueron camino de regreso a casa.

Cuando a llegaron a la casa, el papa dijo que había traído unos regalos del viaje y dentro de esos había unas hermosas botas.

Pero como su papá estaba cansado, le dijo que les entregaría los regalos temprano en la mañana.

A la mañana siguiente, Janelle estaba muy emocionada y ansiosa por saber como serían las botas, cuando el papá se despertó le mostro las hermosas botas, eran todas de cuero, perfectas para el frio, las usaba todo el tiempo y se habían convertido en su zapato favorito.

Un día cuando iba caminando se tropezó con una acera y se dañaron un poco.

Las botas se habían despegado en algunas partes.

Así que su papa le dijo que juntos las podían reparar.

Al escuchar esto, se emociono porque tendría sus botas como cuando las tuvo por primera vez.

Entonces entre ella y su papá las comenzaron a reparar, fueron pegando cada parte que se encontraba despegada con una goma especial.

Cuando terminaron de repararlas, no se veían igual, la goma opacaba ciertas partes de las botas.

Así que el papá tuvo la idea de esconder todos los rastros de goma que se veían en las botas.

Esto lo iba a hacer creando pequeños diseños de flores con cintas de diferentes colores y las colocaría en las partes donde estaba la goma.

Entonces busco cintas de diferentes colores que tenía guardada y las fue colocando poco a poco alrededor de las botas.

Al terminar de reparar totalmente las botas, estaban listas para probarse y Janelle las comenzó usar nuevamente.

Ahora se veían muy bonitas y Janelle dijo «Gracias papá por tu gran ayuda, las botas se ven hermosas, están hasta más bonitas que cuando me las trajiste por primera vez.

Estaba muy contenta luciendo sus muy especiales botas por todos lados.

 

Autor: Samuel Frias Registrado en SafeCreative